Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

1/er Of. Lic. Pablo Carranza.

He escuchado voces, al interior del Pentathlón, que exigen un “cambio profundo”. Dicen que debemos “romper con el pasado”, que debemos “romper paradigmas”. Y no se realmente qué significa eso.

No se si eso significa cambiar los colores del uniforme, o no usar uniforme; sustituir al águila bicéfala del escudo o modificar los puntos del Ideario. No se si quieren que cambie la estructura jerárquica y seamos como una asamblea democrática donde todo se decida por mayoría de votos, con un moderador. Que renunciemos a la disciplina militar, los grados, los mandos. Que no se den órdenes sino sugerencias. Y que dejemos de ser amigos del Ejercito Mexicano.

No se si quieren que reneguemos de los fundadores, los ignoremos o los neguemos. O que dejemos de hacer honores a la Bandera Nacional. No se si quieren que los cadetes se dejen el cabello largo, o que se tatúen el brazo y que las del femenil se pongan aretes en los labios. Que grafitien las paredes “para que se expresen”, que adopten las modas ridículas que nos impone la decadencia moral de Estados Unidos, o que formemos batallones de emos, de darketos, y de punks.

No se.

No se si su intención es que dejemos de revisar la historia, de buscar la verdad, de enaltecer a los héroes y de señalar a los traidores. No se si quieren que cambiemos los nombres de las unidades: Lenin por Zapata; Juan Álvarez en vez de Francisco Márquez; o cambiar al Batallón Activo de San Blas por el Batallón Flores Magón.

No se si debemos dejar de combatir al comunismo y de condenar al super-capitalismo de Wall Street. No se si debemos dejar de recitar todos los días el Pentálogo y mejor cantar Let it be tomados de las manos. No se si pretenden que ahora prediquemos la paz y dejemos de hacer la guerra (¡tenemos mas de 70 años en guerra!). No se si buscan que apoyemos el aborto, que dejemos de señalar a la homosexualidad como una enfermedad, y que no seamos ya una pesadilla de los políticos demagogos y corruptos.

No se.

No se si debemos callar ante las injusticias, dejar de defender al débil, de hablar de honor, de enaltecer el orgullo nacional o que dejemos de exhibir nuestro amor a la patria. No se qué quieren.

No se si “romper paradigmas” significa relajar la disciplina del deporte, predicar el amor libre, que busquemos el éxtasis en las drogas o en las doctrinas orientales; que adoptemos lo esotérico y la nueva era de acuario. Que en las academias enseñemos las cartas astrales, las runas, los horóscopos, el materialismo dialéctico, la brecha generacional, la lucha de clases, la “igualdad” de géneros, la “liberación” femenina, la “revolución” sexual y el fin del nacionalismo.

No se si “romper con el pasado” significa que quieren que dejemos de defender a la familia y la honestidad, y el carácter, y la lealtad, y la fidelidad, y el trabajo, y la decencia…
No se.

PATRIA-HONOR-FUERZA.