Imprimir

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Hace 30 años no entendía porqué nos citaban a las 7 de la mañana si el desfile comenzaba a las 11. Porqué teníamos que ir corriendo cuando nos llamaba un sargento. Porqué bajo el sol y no en la sombra, porqué bajo la lluvia y no bajo aquel tejaban, porqué en firmes durante horas...

Porqué ir todavía hasta el lago de los Caimanes, seis kilómetros más, si ya bajamos la barranca y me tiemblan las piernas. Porqué no puedo mover un dedo en filas, porqué no puedo hablar, porqué no puedo voltear a ver lo que pasa atrás, porqué no puedo ir a sentarme a la banqueta si ya me cansé de correr...

Porqué brincar esa barda tan alta, porqué enfrentarme a tres en batalla campal, porqué aguardo en esta trinchera entre espinas y lodo en medio de esta oscuridad y este frío que cala mis huesos. Porqué gritar el Pentálogo, porqué me toca hacer guardia en la madrugada. Porqué el cabello corto, porqué el mosquetón pesa tanto, porqué me arrestó el sub-teniente...

Porqué con botas boleadas si al rato estarán enlodadas, porqué pulir insignias y marracete para arrastrarme pecho tierra, porqué hacer el salto del tigre con tantas bases, porqué honores a la Bandera...

Porqué tocar el suelo sin doblar las rodillas, porqué canto "Cara al Sol" si estoy exhausto, porqué pararme frente a tanta gente en un concurso de oratoria si tengo miedo, porqué no me dejan tomar agua si tengo sed, porqué debo leer tantos libros si tengo sueño o quiero ver la tele...

Porqué tan puntual, porqué tan lejos, porqué tan duro, porqué tan alto, porqué tan difícil, porqué tan fuerte, porqué tan recio, porqué tan rápido, porqué tanto esfuerzo, porqué tanto sacrificio, porqué tanto...

30 años después lo sé bien: ­Porque me estaban forjando el carácter! ­En el Pentathlón Menor nos preparan para la vida! Porque la vida es combate y el enemigo somos nosotros mismos...

Por eso los cabos, los sargentos, los oficiales, los comandantes, me enseñaron a combatir mi pereza, mi egoísmo, mi soberbia, mi vanidad, mi apatía, mi gula, mi envidia, mi orgullo, mi ignorancia, mi mediocridad,
mis miedos, mis debilidades...

Aprendí que la vida es una guerra constante. Y que hay que combatir un día, y otro día y otro día...

Gracias Pentathlón...

"PATRIA HONOR FUERZA"
Nos tocó vivirlo desde el Pentathlón Menor pasando luego al Grupo Mayor y participar en los cuerpos especiales como Comandos, Tropas de Auxilio, Tropas de Asalto, Caballería, Karate, Banda de Guerra, Escoltas, Paracaidismo, Motociclismo, Buceo, Cuerpo Especial de Seguridad luego Policía Militar, Ciclismo de Montaña, Tombling, Cetreros, Caninos, Escalada en roca, amén de desfiles, campamentos, vallas, servicios especiales, convenciones nacionales en diversos estados del país. Inolvidables momentos que marcaron para bien nuestras vidas.

Bello relato de nuestro amigo y kamarada 1/er Of. Pablo Carranza Ramirez.

Consola de depuración de Joomla!

Sesión

Información del perfil

Uso de la memoria

Consultas de la base de datos