Patrocinadores

caballeria

Logo 3D cafe mini

equus

 

 

Estadísticas

Contacto

Arturo Ortega Ponce

3er Comandante de Caballería

Tel. (33) 36361170

 

Webmaster del sitio

Por Javier barrola

Si los cuatro militares que fueron detenidos por supuestos nexos con el narcotráfico están sufriendo la fuerza de la justicia militar, el secretario de la Defensa Nacional y hasta el Presidente de la República, en su calidad de comandante supremo de las fuerzas armadas, habrán de sufrir sangre, sudor y lágrimas en la opinión pública.

Sobre todo el general Tomás Ángeles Dauahare, un militar con impecable expediente a través de todos sus cargos, hasta llegar a subsecretario de la Defensa Nacional, que tendrá que luchar a fondo contra las acusaciones que le ha hecho la Procuraduría General de la República, sin que hasta ahora se haya especificado claramente de qué se le acusa.

Por qué ahora, en estos tiempos electorales, el Ejército se descubre diciendo que Tomas Ángeles Dauahare tenía nexos de amistad con el priista Enrique Peña Nieto y con grupos delincuenciales, cuando hacia dentro de las fuerzas armadas se sabe que en todo caso no sería el único militar en tenerlos.

Por lo demás, tampoco es el único general que incluso ha sido procesado por sus nexos con el narcotráfico. Ahí están Jesús Gutiérrez Rebollo, Francisco Quiroz Hermosillo y Arturo Acosta Chaparro.

También hay que contar al general Alfredo Navarro Lara, a Arturo Cardona Pérez, enlace de Gutiérrez Rebollo, y un buen número de militares que purgan sentencia sin que la prensa se haya ocupado mucho de sus casos.

Otro asunto que fue muy sonado fue la Operación Casablanca, donde intervinieron varios banqueros en transacciones de lavado de dinero y en el que se involucró al general Cervantes Aguirre. En ese entonces, según el periódico The New York Times, el gobierno de Estados Unidos truncó la investigación a Cervantes Aguirre. Funcionarios estadunidenses dijeron confiar en que “el general es irreprochable”.

Un vocero de la Secretaría de la Defensa en aquella época (1988), el teniente coronel Francisco Aguilar Hernández, calificó de “mentiras convenencieras” las acusaciones de los narcotraficantes contra Cervantes Aguirre.

¿Será este el mismo caso? Porque no se entiende que en estos tiempos se exhiba al Ejército encarcelando a militares sin un motivo específico, sobre todo cuando ocurre a unos meses de que termine la administración.

No se puede más que pensar, entre otras cosas, que estos movimientos provocarán pérdida de moral en las fuerzas armadas. El grado que alcanzó Tomás Ángeles Dauahare, sin ánimo de encubrir a nadie, merecía ser juzgado hacia el interior de las fuerzas armadas y comunicar el resultado del juicio tan pronto se tuviera.

Por otra parte, a pesar de que el presidente Calderón insista en que la seguridad debe ser cuidada a toda costa, las matanzas como la de Cadereyta siguen en su apogeo, todo ello no obstante la vigilancia del Ejército.

Las acusaciones contra los cuatro militares pueden inscribirse igualmente en la insistencia de varios sectores de regresar a los soldados a los cuarteles.

Porque es evidente que en algunas regiones del país la delincuencia se apropió de las instituciones del Estado y, ya en ese apoderamiento, diversificó sus ominosas actividades para despojar a la sociedad de lo que por derecho le corresponde, generando un clima de violencia inusitado.

“Es evidente que en aquellas latitudes del territorio nacional el espacio de la seguridad pública está totalmente rebasada”. Es menester, ha dicho el alto mando, reconocer que es la seguridad interior la que hoy se encuentra seriamente amenazada.

Riesgoso pues resulta que el Ejército realice purgas como la que está ocurriendo, pues con ello parece rendir la plaza ante quienes insisten en que los soldados regresen a sus cuarteles.

Es contrastante que el general Galván Galván, secretario de la Defensa Nacional y quien autorizó la detención de Dauahare y otros tres militares más, haya dicho hace poco que “México tiene, en este siglo XXI, un instituto armado confiable que todos los días trabaja para defenderlo con firmeza”.

DE IMAGINARIA

Según la encuesta que publica Fuerzas Armadas en su sitio www.fuerzas-armadas.com sobre las posibilidades de generales y almirantes que pueden alcanzar la titularidad, apunta en primer término al general Salvador Cienfuegos; después Luis Arturo Oliver Cen, jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional; Carlos Demetrio Gaytán, subsecretario de la Defensa, y Augusto Moisés García Ochoa, director de Administración.

En la Marina-Armada de México va adelante José Santiago Valdez Álvarez, jefe del Estado Mayor Naval; Jorge H. Pastor Gómez, subsecretario de Marina; Guillermo Colina Torres, comandante de la Fuerza Naval del Golfo, y Carlos Federico Quinto Guillén, director del Centro Superior de Estudios Navales.

Jose Guadalupe Jimenez Fregoso2/do Of. de Caballería Ing. J. Guadalupe Jiménez Fregoso, comandante del cuerpo montado en su 1500 c.c. durante una ruta motera, al frente de los Dragones Pentathletas de la Caballería Motorizada del PDMU, luciendo con orgullo el escudo de Armas de nuestra querida Institución.

 

Felicidades apreciable Lupe....todo un ejemplo....

 

PATRIA HONOR Y FUERZA

PATRIA MUJER Y MOTOCICLETA!!!!

Lo que nos faltaba... narco bloqueos, terrorismo criminal en Guadalajara.

Hoy, Guadalajara se convirtió en Monterrey y Ciudad Juárez....

16 narcobloqueos con autobuses y pipas incendiadas en zonas céntricas urbanas...dos muertos...ocho detenidos al parecer pertenecientes al cártel "La resistencia" que según se sabe tiene su sede en poblaciones de Michoacán.

Hacia las 13 horas comenzó la alarma, desquiciando en horas pico el tráfico vehicular de la ya de por sí saturada ciudad de Guadalajara.

 

Recomendamos a los Pentathletas el mínimo de precauciones; si no es necesario no salir de casa, auxiliar en lo posible quienes lo necesiten, no entrar en pánico ni caer en el juego de los narco terroristas. Recuerden que el terrorismo busca atemorizar a la población y hacer que el gobierno se equivoque en la toma de sus decisiones.

 

"Actúa como si todo de ti dependiera; pelea como si sólo tuvieras que vencer; trabaja como si fueras el único responsable; piensa y rinde  como si fueras el mejor.  Y todo esto no lo tomes como exceso heroico, sino como elemental deber".

Ideario pentathlónico.

PATRIAHONORFUERZAPATRIAHONORFUERZAPATRIAHONORFUERZAPATRIAHONORFUERZA

Cumbre militar
Hace doce años, 20 ejércitos de América se reunieron para debatir sobre temas como narcotráfico y atención en caso de desastres naturales durante la 24 Conferencia de Ejércitos Americanos (CEA).
Para entonces el comandante de la 105 brigada del ejército hondureño, coronel Romeo Vásquez, aseguró que el encuentro de cinco días que se celebraría en la ciudad de San Pedro Sula tenía por objetivo principal propiciar un intercambio de experiencias.
Vásquez dijo que se analizaría también la interacción entre los asuntos civiles y militares y la legislación en ambos ámbitos.


Hoy hace unos días, el secretario de la Defensa Nacional, general Guillermo Galván Galván, asumió la presidencia de la Conferencia de Ejércitos Americanos.
En uno de los últimos actos oficiales, el general Galván señaló que los ejércitos del continente americano deben evolucionar en lo orgánico y en lo funcional para mejorar, en los próximos dos años, tiempo que durará la presidencia en manos del general mexicano.
Anteriormente el alto mando habría dicho que los militares deberían conocer todo lo que ocurría en el mundo, es decir darle al ejército lo que es del ejército.
Durante su intervención al recibir la presidencia de la Conferencia de Ejércitos Americanos, el general Galván destacó que durante los próximos dos años tendrá la responsabilidad que representa una inmejorable oportunidad para reformar el compromiso de colaboración que es patente entre nuestros institutos armados.
“Los ejércitos tenemos el compromiso irrenunciable de proteger a nuestras sociedades de esas interferencias que amenazan su tranquilidad”.
En el H. Colegio Militar y con todos los honores, el general Víctor Manuel Ripalda, comandante del ejército de Perú, entregó el estandarte de esa organización fundada en 1960 al secretario mexicano de Defensa.
El general Ripalda destacó que tras los cambios de amenazas en el hemisferio la seguridad sigue imperando, y destacó que “ni la paz, ni la solidaridad, ni la prevención del medio ambiente son dones, sino hay que trabajar por ellos. Podemos avanzar juntos.
Los ejércitos del continente americano deben evolucionar en lo orgánico y en lo funcional para mejorar, por lo que en los próximos dos años que durará la presidencia de la Conferencia de Ejércitos Americanos, México promoverá mejorar la reacción sobre ayuda a desastres naturales. Durante la misma México proyecta aplicar los mecanismos y procedimientos que permitan mejorar las capacidades colectivas de interoperabilidad de sus miembros para ayudar en caso de desastre.
Para México, los vínculos entre las instituciones castrenses, comprometiéndose a apoyar los procesos democráticos son vitales, lo que servirá de apoyo a la democracia, la estabilidad y las reformas económicas. Se insiste más específicamente, en que los vínculos militares y de defensa ayudarán a enfrentar las amenazas a la paz y a la estabilidad, a promover la cooperación hemisférica y a estimular a las instituciones militares que tanto sirven y que son benéficas para las democracias.
Es en esta misma tesitura que la posición del alto mando militar no tiene misterio, porque los militares no sólo deben saber lo que pasa, sino estar preparados para afrontar los retos que les depara el “achicamiento” del mundo. “Ningún desafío, ningún reto, ningún peligro, son mayores a nuestra capacidad de respuesta”, ha sostenido también el Secretario de la Defensa Nacional
Si en las pasadas reuniones de Ministros de Defensa de las Américas el tema de las misiones de paz ha sido recurrente, en la del presente año será de vital importancia. Ahora podrá observarse con mayor claridad la redefinición de las funciones de las fuerzas armadas a las que en todo el continente se insiste en sujetarlas al poder civil y a las reglas democráticas de cada nación.
Los miembros de la Conferencia de Ejércitos Americanos tuvieron la oportunidad de ver de cerca la problemática violenta que vive el país. Hace unos días una granada explotó en el interior de un supermercado en Nuevo Laredo, dejando por lo menos una docena de heridos.
Este tipo de ataques a establecimientos comerciales difícilmente tienen que ver con bandas de narcotráfico.
La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) confirmó que tras los enfrentamientos se reforzó la seguridad con elementos que estaban designados en Nuevo León.
A Nuevo Laredo también arribó el segundo procurador, Jesús de la Garza Castro, para encabezar las investigaciones del caso.
Los ataques ocurrieron a cinco días de que elementos de la Sedena abatieron a 13 delincuentes en calles de Nuevo Laredo, entre ellos a dos cabecillas de un grupo delictivo identificados como Gerardo Guerra Valdez, El Guerra, quien actuaba como jefe de la plaza, y a otro líder local conocido como El Pibe.
Entre la noche del domingo y la madrugada del lunes, usuarios de las redes sociales reportaron enfrentamientos en Ciudad Victoria, donde murió un policía.
Es claro que los ejércitos americanos deben fijar sus objetivos más en el combate al narcotráfico que en teorías académicas.

PATRIA, HONOR Y FUERZA!!!

"Si con tu bondad, sinceridad, buen trato y ejemplo logras transformar

un enemigo en un amigo, habrás obtenido un triunfo mayor que si lo

vencieras con ofensas o con venganza"

Número 12, Mensaje al Pentathlón Menor.

Lamentamos el deceso de nuestro amigo y camarada

JORGE MIRANDA ORTEGA

profesor, fotografo profesional, periodista, pionero del batallón"Héroes de Chapultepec" del PDMU, (sus hijos también militaron en dicha unidad).

Acompañamos con nuestras oraciones a su familia.

 

"PATRIA HONOR Y FUERZA"

"La verdad no mancha

 

los labios de quien la

 

 

dice,

 

sino la conciencia

 

 

de quien la oculta".

 

"Adiós" a las armas

Fuerzas ArmadasJavier Ibarrola

Todo llega a su fin. El pasado 19 de febrero, al celebrarse el Día del Ejército junto con el Día de la Fuerza Aérea mexicanos, el general Guillermo Galván Galván, secretario de la Defensa Nacional, se despidió de sus compañeros de armas y de la sociedad en general, con un mensaje que contrastó con anteriores alocuciones en las que demostraba su posición y fuerza.

Se recuerda aquella ocasión en la que en el Colegio Militar dijo que las fuerzas armadas robustecían al Congreso, al Poder Ejecutivo y a la sociedad en su conjunto.

En aquella ocasión los partidos políticos pegaron el grito en el cielo y le exigieron al general ser más prudente en sus palabras.

Hubo otras ocasiones en las que manifestó su postura como cabeza del alto mando militar. En febrero de 2010 diría que “es esta delicada situación coyuntural la que explica y nos obliga a solicitar nuevamente, de manera respetuosa, que las fuerzas armadas sean dotadas de un marco legal que perfile con toda certeza jurídica sus acciones. De ninguna manera deseamos que nos concedan privilegios o espacios de impunidad, pero sí es imperativo que la sociedad toda sepa que desde el general hasta el soldado tengan conciencia de que nuestra actuación está sustentada en la ley”.

Diría también que “nuestros interlocutores lo saben, y lo confirmo en esta tribuna: no se trata de arrogarnos privilegio alguno, ni desempeñar funciones que no nos correspondan”.

Ya en 2007 lo había dicho con palabras de militar: “No buscamos hacer la guardia que no nos toca, pero de ninguna manera queremos dejar de hacer la que nos corresponda, la que el país nos exija, la que las leyes nos mandan y la que nuestro comandante supremo instruya”.

Hoy sus palabras fueron más mesuradas. “Gobierno, sociedad y fuerzas armadas integramos un frente granítico que repelerá al flagelo del crimen organizado de una vez por todas.

“Podemos hacer más y hacerlo mejor. El impulso es irreversible… Marchamos animados. Para eso se prepara… Para eso evoluciona permanentemente el instituto armado. Compañeros de armas… Nobleza obliga.”

El general Galván sostuvo: “Ser soldado es una mayúscula y digna responsabilidad que envuelve la obligación de defender a lo más preciado del país: la gente misma. México dispone de un Ejército y de una Fuerza Aérea contemporáneos y competentes; con prosperidad cultural, axiológica, organizativa, tecnológica y de funcionamiento, que permiten al cuerpo miliciano mejorar día a día. En tiempos globalizadores preservamos nuestra identidad nacional. Somos una institución emanada de la ley y que actúa con apego a la ley… Lo subrayo en este día de conmemoración”.

Por ello señaló que en lo concerniente a pertrechos “se ha dado un enorme salto cuantitativo y cualitativo en la presente administración. El Ejército y la Fuerza Aérea cuentan ahora con armamento, vestuario y equipo que les proporcionan mayor operatividad, confort y seguridad. Sus aeronaves y vehículos —que en forma paulatina se modernizan— incrementan la capacidad de respuesta y la versatilidad en las operaciones. En toda instalación se aplica un permanente programa de conservación y equipamiento, para proporcionar albergue óptimo y decoroso a las unidades y dependencias.

“Pero amén de lo anterior, es menester mencionar —de manera puntual— que en esta transformación, el mejoramiento del nivel de vida de las tropas y sus derechohabientes ha sido un factor fundamental y trascendente. Dignificar la profesión del militar —en activo y en retiro— es premisa y objetivo de nuestro comandante supremo desde el inicio de su gestión.

“La tarea del soldado hoy es profesional y la realizamos con responsabilidad, vocación y ahínco. Todos los días recibimos adiestramiento y educación que nos forman para actuar en toda circunstancia o advenimiento.

“Ahora tenemos mejores escuelas y campos de instrucción para capacitar a las tropas. Sin perder nuestra esencia actualizamos la doctrina para hacerla realista y acorde a las tareas que la Ley Orgánica nos determina y a la circunstancia por la que México atraviesa.

“La estrategia, la táctica, la orgánica y la logística son constantemente puestas al día para mantener el progreso en el arte militar. La tecnología disponible se aplica en cada ámbito donde nos capacitamos en la ciencia castrense. Los adelantos virtuales e informáticos potencializan esta enseñanza.

“En el ambiente educativo los planes y programas de estudio están en permanente evaluación y se fortalecen con la inclusión de asignaturas contemporáneas, como derechos humanos, derecho internacional humanitario y la perspectiva de género, entre otras. Así, nuestra cultura miliciana se amplía y robustece, en sincronía con las tendencias cívico-militares que se observan en el país y en el mundo.

“En la búsqueda de la excelencia en el conocimiento, elevamos el nivel de estudios en los planteles de formación de oficiales, donde ahora se imparten licenciaturas en ciencias militares y de la salud.”