Este reglamento deroga el anterior reglamento de uniformes y divisas, e incorpora una actualización de los equipos y uniformes vigentes en todo el Pentathlón, prohibiendo estrictamente los vicios de uniformidad que se han venido introduciendo, pues uno de los artículos del nuevo reglamento claramente establece que es facultad exclusiva del Comandante General y Jefe de Sección Técnica, el de otorgar permisos especiales por escrito.

Otra importante incorporación son los nuevos uniformes para los grupos femeniles, de los cuales ya se apreció el cambio positivo de imagen en esta convención anterior.

Este reglamento es obligación de todos los pentathletas el de conocerlos y aplicarlo, por lo que deben de pedir a la comandancia de su zona que les faciliten el mismo, o pueden adquirir una copia impresa en la Sección de Hacienda del Estado Mayor General.

Sin duda este es un logro importante en esta época de renovación del Pentathlón, pues es el primero de las muchas actualizaciones que atinadamente el mando nacional de nuestra institución esta trabajando.

Comentarios

 

Patrocinadores